Skip to content

Hablamos? Madrid, Granada, Sevilla

Riqueza de lengua la nuestra!

Soy de Granada, vivo en Madrid. Tengo familia en Málaga, una amiga de Cádiz y vecinos de Sevilla. Todos españoles, todos hablando el mismo idioma. Pues hay veces que no hay coj*nes a entenderse!! 

Recién llegada a la capital me sentía como Paco Martínez Soria en Vente a Alemania Pepe. Me visualizaba, cual máximo exponente de la catetez, paleta de provincias con la gallina bajo el brazo. Y la riqueza de este nuestro idioma no ayudaba tampoco, me costaba en ocasiones hacerme entender, veréis:

 

En Madrid un kiki es una coleta, las fuentecitas que se le hacen a las niñas en el pelo. En Granada un kiki es un polvete 🔷🔷
A las coletas de las niñas se les llaman totos en Granada. En Madrid los totos son las partes pudendas de las mujeres.

– Ay qué toto tiene la niña! – exclamé cuando trabajaba en la escuela infantil, en Madrid.
Cuando comprendieron a qué me refería corrigieron:
– Si, ayer le hicieron dos kikis.

 

Qué fatiga pasé! pero no fatiga de Madrid, fatiga de Graná, vamos una vergüenza​ del copón. Aquí en Madrid deben pensar que soy más floja que un muelle de guita y me canso por cosas absurdas porque, aquí en la capital, fatiga es cansancio, como manda la RAE.

 

En Granada los chotos son las crías de las cabras. En Madrid un choto es un ternero. Imaginad mi cara cuando fuimos a una granja en la capital y, esperando encontrarme con una cabritilla, se me planta delante un proyecto de morlaco de 200kg.

Vía GIPHY

 

Y qué decir de cuando me invitaron a un mini! Que pensé que estaban de coña llamándole mini al vaso de litro! Y no, oye, que es en serio. Unos cachondos estos madrileños.

 

En Málaga chorraera, en Sevilla resbalaera, para LittlePadawan tomomán, para BigPadawan togobán, en Granada y Madrid tobogán

 

Yo ya no sé ni cómo hablo. Eso sí, me estoy haciendo un diccionario de sinónimos con más páginas que El Quijote.

5 Comments

  1. Jajajaja!! En Sevilla un kiki lo mismo vale para el polvete que para las coletas. Eso sí lo del toto no lo había escuchado nunca para las colas.
    La resbalaera lo escuchaba mucho cuando era pequeña, pero siempre le he dicho tobogán y lo de choto no lo había escuchado.
    Con mi familia de Madrid me parto cuando empezamos a hablar rápido entre nosotros o a comernos la mitad de las palabras y no nos entienden! O cuando decimos alguna palabra que no saben lo que es como “penca”
    Eso es lo bueno de tener un vocabulario tan rico! Jajajaj

    • Amidala Amidala

      Ostras! Penca se me ha escapado! Yo lo que no sé es cómo nos entienden los guiris, si no nos entendemos entre nosotros!!jajaja

    • Amidala Amidala

      En la variedad está el gusto, dicen. Aunque a veces tanta variedad resulta poco práctica….

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Afiseaza emoticoanele Locco.Ro