Skip to content

Pinzas en la pared. Cadena anual Montessori

El otro día, me preguntábais por qué teníamos la pared del dormitorio de los Padawans llena de pinzas, a raíz de un vídeo de stories de Instagram. Os enseñé muy brevemente en qué consistía el invento pero, vista la curiosidad que ha despertado, aprovecho unas fotos de cuando lo hicimos y os cuento en detalle.

Ya os he contado que en una etapa de mi vida estudié educación infantil, para trabajar me sirvió poco (menuda sorpresa…;) pero fue una gran preparación de cara a la maternidad.

Gracias a ello no estoy limitada a repetir instintivamente el patrón aprendido en mi infancia. Conozco múltiples alternativas y puedo decidir cómo educar a los Padawans de forma más consciente.

En fin, soy bastante seguidora de la metodología Montessori, de la que podéis encontrar infinita información en internet mucho mejor explicada de lo que lo haría yo, así que ni lo voy a intentar.

Nos inspiramos en un post del muy recomendable blog rejuega. Que si no lo conocéis ya estáis tardando.

Cadena anual Montessori
Cadena anual, seis meses.

Hicimos algunas variaciones respecto a las indicaciones del post:

– En el blog, Yessica sugiere usar washi tape o pintar con tinta o pintura.

Los Padawans se llevan especialmente mal con el celo y similares así que, para evitar posibles frustraciones, descarté esta opción.

Por otro lado, a sus tiernos dos y tres añitos, su soporte preferido para usarlas pinturas era y, sigue siendo, ellos mismos, cosa que resulta francamente divertida, pero muy alejada de nuestro objetivo de colorear las pinzas.

Finalmente dimos color a nuestras pinzas con rotuladores gruesos. Ellos pintaron la mayor parte y luego yo las repasé un poquito.

Pinzas de colores
Colores de las pinzas de 6 meses

– Coloreamos ambas caras de las pinzas, una por completo y la otra parcialmente.

De esta forma cuando demos la vuelta a una de ellas seguiremos viendo su color y el calendario mantendrá su estructura mensual.

Pinzas de colores, derecho y revés
Derecho y revés de las pinzas

-En mi opinión, lo ideal es colocar todas las pinzas en una única línea para simular el ciclo anual completo, pero nuestro micro-piso no admitía esta opción.

Además quería colocar el calendario en el dormitorio de los peques para poder incluir el trabajo con la cadena anual como primera rutina del día, y precisamente es una de las habitaciones con menos paredes largas de la casa…

Así que nuestra única opción era dividir el calendario en dos (en las fotos podéis ver cómo quedaron los 6 últimos meses), y aún así no cabía.

Para reducir todavía más el espacio necesario para colocarla, la dispusimos formando varios arcos. El trabajo con la cadena anual se dificulta bastante, pero no nos quedaba otra alternativa.

Si os veis forzados a hacer esto procurad que los arcos se curven lo menos posible. En nuestro caso el calendario de seis meses ocupa 1,90 metros de la pared.

Pinzas en la pared
Pinzas colgadas y bolsa para las tarjetitas

Usando las pinzas

Podéis trabajar con la cadena de infinidad de formas. Nosotros aún le damos un uso muy limitado porque los Padawans son muy peques:

Es nuestra primera rutina del día. Cuando nos levantamos lo primero que hacemos es repasar qué hicimos el día anterior y le damos la vuelta a la pinza correspondiente a “ayer”, después hablamos de lo que vamos a hacer ese día.

El concepto de “ayer”, “hoy” y “mañana” es algo muy abstracto y a los niños les cuesta bastante entenderlo. Con este sistema se convierte en algo tangible, un concepto que pueden ver y manipular.

La usamos también para familiarizarnos con cambios sustanciales en nuestra rutina (como el inicio del cole) o situar en el tiempo acontecimientos importantes (como los cumples).

Para ello hacemos una tarjetita con un dibujo alusivo al acontecimiento que queremos señalar. La hacemos entre todos mientras hablamos de en qué va a consistir el acontecimiento.

Después la situamos en la pinza del día en que tendrá lugar y vamos viendo cómo se acerca el momento.

Además de que comprueben el paso del tiempo les ayuda a reducir la ansiedad que les producen los cambios. A los adultos también nos afectan los cambios pero tenemos recursos para gestionarlo.

No es conveniente hacer esto con mucha antelación. La sensación del paso del tiempo es diferente según la edad y si adelantamos demasiado la noticia corremos el riesgo de generar el efecto contrario: Impaciencia y nerviosismo por aquello que no llega. Nosotros preparamos las tarjetas con dos o tres semanas de antelación y nos resulta tiempo más que suficiente.

Señalando días en las pinzas
Hace días del cumpleaños de mamá y mañana papá se va de viaje.

¿Os animáis a hacer vuestro calendario?

Nuevamente os remito al post de rejuega para que ampliéis información sobre las diferentes formas de trabajar con la cadena anual.

2 Comments

    • Amidala Amidala

      Jajajaja, es que no hay derecho! Yo hay habitaciones que tengo casi por completo inutilizadas: una pared con ventana, la otra con puerta, la tercera con radiador, en medio claro, y la cuarta mide metro y medio 😰

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Afiseaza emoticoanele Locco.Ro